Salud Mental

“Somos quienes estamos realizando la real implementación de la Ley de Salud Mental”

 Otro Viento dialogó con Elena García, trabajadora social y miembra de la comisión directiva de la asociación Movida de Locos, organización que trabaja generando espacios de inclusión laboral para personas con padecimiento mental, acerca de cómo están transitando la pandemia.

La Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657 (LSM) fue sancionada en el año 2010 y planteó un cambio de paradigma total, al incorporar la perspectiva de derechos humanos para el tratamiento de las personas usuarias de los servicios de salud mental y buscar la desmanicomialización de dichos servicios a través del impulso de establecimientos de trabajo comunitarios y el retiro de la escena de los manicomios y su lógica de encierro.
Elena García, trabajadora social y miembra de Movida de Locos explica que esta Ley proponía, a lo largo de estos 10 años, la creación de dispositivos comunitarios y territoriales que fueran reemplazando a los hospitales psiquiátricos, conocidos como manicomios, que debían cerrarse definitivamente en el año 2020. Como puede verse, la realidad dista de lo propuesto por la ley, dado que los hospitales psiquiátricos siguen funcionando y no se han producido los cierres previstos. “Mientras siga habiendo manicomios”, explica la trabajadora social, “vamos a seguir teniendo una deuda muy grande en relación a las personas que siguen internadas en ellos”.
Sobre las dificultades para la implementación de la Ley, Elena dice que es muy difícil cambiar un paradigma sólo con la ley: “Necesitamos decisión política para que lo que está escrito en la ley pueda concretarse de manera real y efectiva”. A continuación, agrega que es necesario visibilizar la gran cantidad de organizaciones comunitarias y territoriales que  vienen trabajando actualmente a pulmón, sin apoyo del Estado, acompañando y construyendo prácticas comunitarias junto a usuarixs de salud mental, tal como la asociación Movida de Locos.
“Nosotros somos los que verdaderamente estamos realizando la real y efectiva implementación de la ley” señala la entrevistada, en relación a todos los dispositivos que realizan prácticas comunitarias en salud a lo largo y ancho del país. Su necesaria visibilización, promoción y difusión es elemental y un paso más para avanzar en lo dispuesto por ley. “Muchas veces discutimos si es necesario generar dispositivos nuevos o si es necesario una real red de servicios de salud mental, y creemos que seguramente haya que crear dispositivos pero ya hay muchas organizaciones que están trabajando en favor de ley y haciendo lo que la ley dice”, comenta Elena haciendo hincapié en que por ello es necesario empoderamiento y la visibilización de estas organizaciones.

Integración comunitaria por la salud mental

La Asociación Civil Movida de Locos es una organización con 11 años de antigüedad, por donde transitan usuarixs de salud mental. Desde allí, buscan generar espacios de trabajo para personas que han estado por un largo tiempo internadas en el hospital psiquiátrico. En referencia a estas personas Elena cuenta que son personas que han quedado por fuera del mercado laboral formal por tener un padecimiento mental y son estigmatizadas por eso. Actualmente en la asociación trabajan 41 personas, donde la mitad son usuarixs de servicios de salud mental, de lxs cuales todxs están externados menos una persona que continúa internada en el hospital psiquiátrico de Romero.
Elena comenta que la organización cuenta actualmente con 6 emprendimientos, los cuales desde que se decretó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) el pasado 20 de marzo, han tenido que modificar su manera de trabajar atendiendo en primer lugar a la necesidad de comunicación. La mayoría de las personas que llevan a cabo dichos emprendimientos no cuenta con acceso a un celular ni a una computadora para conectarse a internet. “Realizamos una campaña de donación de celulares para entregarles a los emprendedores, y la comunidad nos han respondido donado teléfonos”, dijo la entrevistada agregando que esto significó que aquellas personas que no tenían teléfono pudieran acceder a uno.
Algunos emprendimientos están funcionando en el espacio de trabajo y el resto están trabajando desde sus casas. Cada uno de ellos tiene emprendedorxs acompañantes que son quienes coordinan las actividades que se realizan, acercándose al domicilio de cada integrante y realizando las ventas a través de las redes sociales. Para Elena es un momento difícil para los emprendimientos ya que se sostienen a partir de la venta.
Y también es un momento complicado en relación al grupo, porque más allá de lo ingresos que se generan “la asociación es un espacio de encuentro y de trabajo donde se mantienen relaciones y vínculos, por lo que también es un momento complicado para cada uno de nosotros que extraña la cotidianidad del trabajo y los vínculos que allí se generan”, comenta.
A pesar de que el espacio se encuentra cerrado a la comunidad se continúa sosteniendo el alquiler gracias al aporte mensual de lxs socixs y de otras organizaciones que también habitan el espacio, como Otro Viento, Equipo de salud ACES y ATE en Lucha. Ante la consulta sobre subsidios estatales, la entrevistada comenta que muy pocas veces han recibido apoyos de ese tipo y que en el último tiempo se han presentado a algunas de las convocatorias del Ministerio de Cultura y hoy se encuentran a la espera de los resultados.
Desde la asociación están realizando una campaña activa de socios con una cuota mínima de 100 pesos y nos dejaron su contacto movidadelocos@gmail.com y en IG: @movidadelocos.

 

Actualmente los emprendimientos se encuentran con atención y venta online:

Flor de Cuccina: @flordecuci

El Viverito: @elviveritolaplata

Gladiadores de la Sonrisa: facebook.com/gladiadores.delasonrisa

A Todo Trapo: @atodotrapotextil

La Feria de Franco: @feriaelroperodefranco

Feria del Hospital San Martín